Somalia se adhiere a la Comunidad de África Oriental

Tras más de una década de intentos fallidos, Somalia se une a la Comunidad de África Oriental en medio de su lucha interna contra grupos terroristas afiliados a al-Qaeda.

Somalia se unió oficialmente a la Comunidad de África Oriental (CAO) el viernes, según anunció la organización regional que anhela a convertirse en un mercado único. «Somalia se une oficialmente a la Comunidad de África Oriental, reforzando los lazos y abriendo nuevas puertas para el progreso y la asociación«, publicó en X Daud Aweis, ministro de Información, Cultura y Turismo de Somalia.

De esta manera, Somalia ha sido admitida como el octavo miembro de la comunidad regional, poco más de un año después de la admisión de la República Democrática del Congo (RDC) al bloque. Además de los dos países mencionados, forman parte de la CAO Burundi, Kenia, Ruanda, Tanzania, Sudán del Sur y Uganda, completando así los ocho miembros. 

La admisión de Somalia en el bloque fue aprobada por los líderes de la región durante la 23ª cumbre ordinaria de jefes de Estado de la CAO celebrada en Arusha tras unas serie de negociaciones que duraron alrededor de un año.

Los países miembros han «decidido admitir a la República Federal de Somalia en virtud del tratado de adhesión» tras una reunión a puertas cerradas que duró más de cinco horas, declaró el jefe de Estado de Burundi y presidente saliente de la CAO, Évariste Ndayishimiye.

El anuncio se hizo desde Arusha en presencia del presidente de Somalia, Hassan Cheikh Mohamoud, quien expresó su «profunda gratitud«. «Este momento no es solo la culminación de una aspiración, sino un rayo de esperanza para un futuro lleno de posibilidades y oportunidades«, afirmó el mandatario somalí.

«Será más sencillo para la gran diáspora somalí que vive en África Oriental acceder a servicios y productos financieros«, dijo Shuayb Haji Nur Mohamed, director gerente del Salaam Somali Bank, uno de los principales bancos del país africano.

Países miembros de la Comunidad Africana Oriental, con la inclusión de Somalia (en azul)

La entrada de Somalia en la CAO es un «paso decisivo en la expansión del bloque en África Oriental«, señalaron desde el Heritage Institute for Policy Studies, un think tank con sede en Mogadiscio, aunque también resaltaron que «el pobre historial de Somalia en materia de gobernanza, derechos humanos y Estado de derecho» podría obstaculizar su integración en el bloque regional.

El país del este africano se ha visto envuelto en disputas con sus vecinos, fundamentalmente con Etiopía, Yibuti y Kenia, algunas de las cuales han culminado en la ruptura de las relaciones diplomáticas. Sin embargo, en los últimos años, el gobierno con sede en Mogadiscio ha tomado medidas para reparar los lazos regionales, y su ingreso a la CAO debe entenderse como un paso más en la cooperación regional.

Recordemos que el gobierno somalí, apoyado por la comunidad internacional, ha estado luchando contra la insurgencia del grupo islamista al-Shabab, un grupo afiliado a al-Qaeda, durante más de 16 años.

Kenia y Uganda son dos de los países que están contribuyendo con tropas a una fuerza regional de la Unión Africana, que fue desplegada por primera vez en Somalia en 2007 para aplastar a al-Shabab. En noviembre del año pasado, la CAO también envió tropas al este de la RDC tras el resurgimiento del grupo rebelde M23.

Cabe resaltarse que Kenia pospuso a principios de este año un plan de reapertura de su frontera con Somalia tras más de una década de cierre producto del aumento de los ataques en el norte de Kenia, presuntamente, por parte de combatientes de al-Shabab.

Somalia expresó por primera vez su interés en unirse a la CAO en 2012, pero su solicitud fue rechazada debido a sus problemas internos con al-Shabab y a la falta de un entorno jurídico y político estable en aquel entonces. 

Agricultura, uno de los pilares del comercio de la Comunidad Africana Oriental

Sin embargo, las esperanzas de Mogadiscio de unirse al bloque regional se reavivaron cuando Sudán del Sur, que también enfrentaba problemas internos, fue admitido en 2016, y la República Democrática del Congo, país con múltiples conflictos dentro de sus fronteras, fue aceptada en 2022.

Con el regreso del presidente Mohamud, que había iniciado el primer intento de adhesión a la CAO durante su primer mandato en 2012, Somalia renovó su candidatura para unirse al bloque y, en enero de este año, se envió una misión de verificación para confirmar su disposición a unirse al bloque.

En agosto, los funcionarios somalíes entablaron negociaciones con funcionarios de la CAO, tras lo cual se redactó un informe que se remitió al Consejo de Ministros de la CAO para su discusión, antes de remitir a la cumbre de jefes de Estado, celebrada este viernes.

De esta manera, es pertinente señalar que es probable que la entrada de Somalia en la CAO allane el camino para la admisión de sus vecinos, Eritrea y Djibouti, que también han estado buscando unirse a la CAO y así integrar a todo el Cuerno de África en el bloque de África del Este.

Fundada en el año 2000, uno de los objetivos de la CAO es facilitar el comercio transfronterizo mediante la supresión de los derechos de aduana entre sus Estados miembros. Posteriormente, en 2010, la CAO estableció un mercado común.

Excluyendo Somalia, los países de la CAO cubren un área de 4,8 millones de kilómetros cuadrados y tienen un producto interno bruto combinado de 305.000 millones de dólares, según el sitio web de la organización, que también resalta el hecho de que el comercio total de la CAO en 2022 fue de 78.750 millones de dólares.

Con una población de unos 17 millones de habitantes, Somalia tiene la costa más larga del continente africano-más de 3.000 km-, que además tiene potencial de explotación de petróleo y gas en su Mar Territorial y su Zona Económica Exclusiva, lo que eleva el mercado potencial de la CAO.

Aunque la CAO ha avanzado a lo largo de las décadas en la integración económica, al igual que muchos otros bloques comerciales, ha tenido dificultades para superar ciertas barreras al comercio, como la excesiva burocracia, la inestabilidad política, la infraestructura deficiente y las disputas comerciales.

Compartí tu opinión
Santiago Vera García
Santiago Vera García
Artículos: 101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *