Rusia advierte de que Turquía se está convirtiendo en un «país hostil»

El jefe de la Comisión de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia rechazó la propuesta de liberación de prisioneros de guerra catalogando la actitud de Ankara como ‘’hostil’’.

El jefe de la Comisión de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia, Viktor Bondarev, expresó que las últimas acciones de Turquía lo estaban tornando paulatinamente en un «país hostil» hacia Rusia.

«Los acontecimientos de las últimas semanas, lamentablemente, demuestran claramente que Turquía continúa convirtiéndose de manera gradual y constante de un país neutral a uno hostil«, comentó Bondarev a la agencia de noticias rusa TASS.

Estos dichos ocurren en el marco de la visita del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, a Ankara, en la que se reunió con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y gestionó, entre otros asuntos, el retorno a Kiev de varios comandantes ucranianos que se encuentran prisioneros en Ankara.

Además, durante la visita, el presidente turco declaró que «Ucrania merece ser miembro de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte)» y prometió «seguir trabajando» para encontrar «solución diplomática» y «una paz justa« en donde no haya «perdedores«.

Por su parte, el embajador ucraniano en Ankara, Vasil Bodnar, aseguró que las autoridades turcas no demandaron ninguna condición para la liberación de los comandantes ucranianos y destacó el rol de Turquía como una «posición mediadora» entre Rusia y Ucrania desde el inicio del conflicto en febrero del 2022, interviniendo, entre otras asuntos, en el acuerdo de granos del mar negro junto a las Naciones Unidas. El mismo supone un pacto entre Rusia y Ucrania  para permitir la exportación de cereales ucranianos a través de rutas marítimas en el mar Negro controladas por Moscú.

Bondarev, quien supo ser Comandante de las Fuerzas Especiales rusas, también reprochó las acciones de Erdogan catalogándolas como «decisiones estúpidas e impulsivas«, y también recordó que los prisioneros ucranianos se encontraban en territorio turco gracias a un acuerdo entre Moscú y Ankara.

«Turquía ignoró deliberadamente esto, además abogó por la admisión acelerada de Ucrania en la OTAN y la construcción de una planta de drones de ataque en Ucrania…Tal comportamiento no podría llamarse de otra manera que una puñalada por la espalda«, manifestó Bondarev.

Adicionalmente, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, expresó su descontento con la decisión turca y anunció que esperan una explicación al respecto. «Esto es una violación del acuerdo existente, y lo discutiremos con la parte turca, como ya hemos comenzado a hacer. Es muy importante que, a diferencia de varios países del Occidente colectivo, Turquía mantenga un diálogo con nosotros«, señaló Peskov.

El portavoz del Kremlin, por añadidura, advirtió que, si bien Rusia tomará en cuenta estos sucesos a la hora de abordar nuevos acuerdos con Turquía, seguirá cooperando en proyectos en común, como el centro de gas conjunto entre Moscú y Ankara.

«Tenemos la intención de continuar nuestras relaciones con la República de Turquía, que de hecho son multifacéticas. Y continuaremos la cooperación económica y comercial de beneficio mutuo«, agregó el funcionario ruso durante una conferencia de prensa.

Adicionalmente, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se comunicó con su homólogo turco, Hakan Fidan, y afirmó que «los ministros reafirmaron la necesidad de preservar y fortalecer los lazos basados en la confianza entre Moscú y Ankara«.

Sin embargo, Peskov informó que, de momento, no se espera una conversación directa entre Vladimir Putin y Erdogan. Además, recalcó que Turquía «tiene el derecho absoluto a desarrollar relaciones con cualquier país, incluido Ucrania«, pero expresó su deseo de que Ankara no vaya contra los intereses de Moscú.

Compartí tu opinión
Tobías Yapur Alí
Tobías Yapur Alí
Artículos: 36

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *