Primeiro Comando da Capital: la organización criminal más grande de Latinoamérica

Hoy en día, el Primeiro Comanda da Capital es la organización criminal más grande de Latinoamérica, y controla buena parte de las rutas internacionales de cocaína hacia Europa y África.

Todos los años, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) confección un informe global sobre el flujo de cocaína. A lo largo de las 184 páginas de extensión, el Informe Global sobre la Cocaína 2023 explica las dinámicas del proceso de producción y comercialización de la cocaína a nivel mundial. En este sentido, el presente artículo abordará el rol que juega el Primeiro Comando da Capital (PCC) en el tráfico global de cocaína.

Cómo menciona el informe, el PCC no es una simple organización criminal brasilera: es la organización criminal más grande de toda Latinoamérica. Su origen data de 1993, año en el que fue creada en una cárcel de São Paulo con el objetivo de proteger a sus miembros de los «corruptos y opresores» del sistema penitenciario.

Sus principios y normas fueron recogidos en un estatuto registrado y publicado en 1997 en el Diario Oficial del Estado de San Pablo bajo el eslogan «libertad, justicia y paz» y el compromiso de «sacudir el sistema» hasta «humanizar» la política penitenciaria nacional.

Desde su creación, la organización no ha hecho más que crecer en el ámbito del delito brasilero, logrando incluso vinculaciones internacionales en otros países y continentes. Se estima que, a día de hoy, el PCC cuenta con más de 30.000 miembros “bautizados”, y más de 6.000 se encuentran en la cárcel

Cabe resaltarse que el PCC se encuentra dentro del grupo de organizaciones criminales que Estados Unidos considera como una amenaza para su seguridad nacional; además de estar en la mira de varios gobiernos latinoamericanos, europeos y africanos. 

De todas maneras, el PCC no es la única organización criminal brasilera, sino que también existen otras muy importantes como el Comando Vermelho o la Família do Norte. Teniendo en cuenta que cada una domina y defiende el control de su territorio, ese pertinente resaltar que el PCC domina principalmente el territorio de São Paulo, especialmente el puerto de Santos

Lo que hace al PCC tan exitoso como organización criminal, y a sus líderes tan difíciles de capturar, es que la organización está compuesto por varias facciones, además de tener un liderazgo grupal difuso y un proceso de toma de decisiones colectivo. Por lo tanto, nos referimos a una estructura horizontal más que vertical. A su vez, cada facción se especializa en una actividad ilícita particular. En lo que al presente artículo refiere, nos focalizaremos en el rol que algunas facciones de la organización tienen en el tráfico global de cocaína, aunque es menester resaltar que el PCC también trafica marihuana, planifica robos y efectúa asesinatos

En lo que refiere al tráfico de cocaína, el PCC controla varias etapas del proceso: supervisión de la producción del clorhidrato de cocaína en los países de origen, es decir, Colombia, Perú y Bolivia; organización de su transporte a otros países para su procesamiento; y transporte efectivo de la cocaína ya procesada tanto hacia diversos puntos del país, como hacía otros países latinoamericanos, europeos y africanos. 

Según oficiales retirados de la policía brasilera, consultados por la ONUDD, las organizaciones criminales contratan otros “proveedores de servicios” para alguna de las tareas antes mencionadas. Adicionalmente, suelen rentar sus espacios de dominio a otros grupos criminales menores, razón por la cual las organizaciones más pequeñas usan, por ejemplo, el puerto de Santos para exportar cocaína y, a cambio de ello, otorgan una comisión de dinero al PCC.

La presencia del PCC en el extranjero

Como mencionamos, el PCC está presente en varios países con el tráfico de cocaína. En Latinoamérica, por ejemplo, se cree que la organización tiene presencia en Paraguay desde, por lo menos, el 2010. A su vez, también se ha registrado presencia del PCC en Perú, Bolivia, Colombia, Uruguay y Argentina, especialmente, en sus cárceles.

En cuanto a África y Europa, el informe de la ONUDD resalto que el PCC domina y controla la mayoría de las rutas internacionales del tráfico de cocaína desde Brasil hacia dichos continentes. En primera lugar, el PCC parece ser el principal interlocutor de las organizaciones criminales europeas que desean traficar la droga desde Brasil hacia los países en los que están activas. Entre otras, cabe mencionar la relación que tiene el PCC con la organización criminal calabresa, Ndrangheta

Además de la presencia de organizaciones criminales propiamente europeas, se ha registrado el establecimiento de miembros del PCC en varios países de Europa, especialmente en Portugal y España, dos países que constituyen un hub para el tráfico de cocaína. Si la droga entra por Portugal, luego pasa por manos de las organizaciones estacionadas e España, para de allí ser distribuida hacia el resto del continente. En España, por su parte, uno de los puertos más utilizados por los traficantes de cocaína es el de Valencia, a partir del cual la mercancia se distribuye a otros países. 

En segundo lugar, con respecto a África, el informe menciona el progresivo aumento de la exportación de esta droga hacia dicho continente. En 2018, se confiscaron 1,2 toneladas de cocaína en el puerto de Santos, cuyo destino era una compañía en Abidjan, Costa de Marfil. Supuestamente, el tráfico había sido orquestado por un miembro del clan Romeo-Staccu de la ‘Ndrangheta, que tenía contacto con el PCC en Brasil y otros criminales en Abidjan. A su vez, el informe resalta un vínculo especial del PCC con grupos criminales en Mozambique, un país luso-parlante en África. 

Compartí tu opinión
Redacción Radar Internacional
Redacción Radar Internacional

Equipo de redacción - Radar Internacional

Artículos: 27

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *