Por qué a Japón y Corea del Sur les cuesta reclutar tropas

Corea del Sur, con la tasa de natalidad más baja del mundo, pronto podría encontrarse sin suficientes tropas para mantener a sus fuerzas armadas con todo el personal. Japón tiene una población cada vez más reducida y envejecida, mientras enfrenta amenazas de seguridad de China y Corea del Norte.

Corea del Sur

Siempre cautelosa de las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte, Corea del Sur mantiene una fuerza en servicio activo de alrededor de medio millón de soldados. Pero con una tasa de natalidad de solo 0,78 hijos por mujer, las matemáticas podrían ser el mayor enemigo de Corea del Sur en este momento, y los expertos dicen que no tiene más remedio que reducir sus fuerzas.

«Con nuestra tasa de natalidad actual, el futuro está predeterminado. La reducción de la fuerza será inevitable«, dijo Choi Byung-ook, profesor de seguridad nacional en la Universidad de Sangmyung. Para mantener los niveles actuales de tropas, el ejército surcoreano necesita reclutar a 200.000 soldados al año, dijo.

Pero en 2022 nacieron menos de 250.000 bebés. Suponiendo una división de 50-50 entre hombres y mujeres, eso significa que en 20 años, cuando esos niños tengan la edad para unirse a las fuerzas armadas, solo unos 125.000 hombres estarán disponibles para los 200.000 lugares necesarios.

Las mujeres no son reclutadas en Corea del Sur, y las mujeres voluntarias representan solo el 3,6% de las fuerzas armadas coreanas actuales, según cifras del Ministerio de Defensa. Y se prevé que el número anual de recién nacidos disminuya aún más, a 220.000 en 2025 y 160.000 en 2072, según Statistics Korea.

Japón

Después de 75 años de paz, Japón se enfrenta a inmensos desafíos en su prisa por construir un ejército más formidable. Para entender por qué, consideremos la Noshiro, una fragata de la armada recién puesta en servicio equipada con misiles antibuque y sonar de seguimiento de submarinos.

El buque fue diseñado teniendo en cuenta una fuerza con poco personal: puede funcionar con aproximadamente dos tercios de la tripulación necesaria para operar un modelo predecesor. En este momento, se hace a la mar con aún menos marineros que eso.

En el puente de mando del barco, las tareas que antes ocupaban a siete u ocho tripulantes se han consolidado en tres o cuatro. La enfermera del barco hace las veces de lavaplatos y cocinera. Se instalaron rociadores adicionales para compensar la menor cantidad de personal a bordo para combatir incendios en el mar.

«Estamos sistematizando muchas cosas», dijo el capitán Yoshihiro Iwata, de 44 años, cuando la fragata atracó recientemente en Sasebo, en el suroeste de Japón. «Pero, para ser honesto», agregó, «una persona está haciendo dos o tres trabajos diferentes».

La reducida tripulación del Noshiro hace un guiño a la cruda realidad demográfica de Japón, que se enfrenta a sus amenazas de seguridad más graves en décadas, a partir de las acciones militares cada vez más provocadoras de China y el creciente arsenal nuclear de Corea del Norte.

Japón se ha comprometido a aumentar el gasto militar al 2 por ciento del producto interno bruto, o alrededor del 60 por ciento, durante los próximos cinco años, lo que le daría el tercer presupuesto de defensa más grande del mundo. Está adquiriendo rápidamente misiles Tomahawk y ha gastado unos 30 millones de dólares en sistemas de defensa contra misiles balísticos.

Pero a medida que la población envejece y se reduce rápidamente (casi un tercio de los japoneses tienen más de 65 años y los nacimientos cayeron a un mínimo histórico el año pasado), a los expertos les preocupa que el ejército simplemente no pueda dotar de personal a las flotas y escuadrones tradicionales.

El Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea no han logrado alcanzar los objetivos de reclutamiento durante años, y el número de personal activo -unos 247.000- es casi un 10 por ciento menor que en 1990.

Compartí tu opinión
Rocco di Riscio
Rocco di Riscio
Artículos: 63

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *