Pakistán expulsa a los inmigrantes ilegales de su territorio

Pakistán ordena a todos los inmigrantes ilegales que se encuentran en el país a retirarse del territorio pakistaní luego de sufrir tres ataques suicidas.

El gobierno pakistaní ordenó a todos los inmigrantes ilegales retirarse del país antes del 1 de noviembre, fecha en la que, de lo contrario, serán expulsados. La decisión, anunciada por Sarfraz Bugti, ministra del Interior, tiene lugar luego de que el país sufriera tres ataques suicidas la semana pasada, en el marco del Mawlid, celebración del nacimiento del profeta Mohammed, dejando un saldo de más de 57 muertos.

Los eventos recientes han llevado a que el Ministerio del Interior argumente que, de los 24 atentados terroristas que ocurrieron este año, 14 de ellos fueron llevados a cabo por ciudadanos afganos, y que, de los 4,4 millones de afganos viviendo en el país, 1,73 millones son inmigrantes ilegales.

«Estamos siendo atacados desde dentro de Afganistán y [son] ciudadanos afganos [los que] están involucrados en [estos] ataques contra nosotros«, afirmó la ministra pakistaní. «Tenemos evidencia«, aclaró.

En 2022, Pakistán recibió la mayor cantidad de inmigrantes afganos desde la invasión de la Unión Soviética de Afganistán, ocurrida en el año 1979. Asimismo, durante el mismo años 2022, se quebró el acuerdo de alto al fuego entre el gobierno pakistaní y la rama pakistaní de los talibanes, conocida como Tehreek-e-Taliban Pakistán (TTP), a causa de un aumento tanto de la cantidad de atentados terroristas como de los enfrentamientos entre las autoridades pakistaníes y los militantes islámicos.

El TPP, que posee fuertes vínculos con el gobierno talibán de Afganistán, busca deponer al gobierno central y aplicar estrictamente la ley islámica, conocida como Sharía, en el país. Por otro lado, el Estado Islámico en el Gran Jorasán (ISIS-K, por sus siglas en inglés), actúa tanto en Pakistán como en Afganistán, y se enfrenta abiertamente tanto a los gobiernos de ambos países como al TPP.

En este contexto, Pakistán se encuentra en el centro de un entramado conflicto con el ISIS-K y el TPP, a la vez que debe gestionar su conflictiva relación con el gobierno talibán de Kabul. En este sentido, Islamabad sostiene que insurgentes islámicos realizan sus preparaciones en territorio afgano para luego lanzar sus ataques en territorio pakistaní, acusación que Kabul niega , afirmando que los problemas de seguridad pakistaníes son un tema doméstico.

Por ello, las fuerzas militares pakistaníes han realizado numerosas ofensivas contra los terroristas a lo largo de la extensa frontera de 2.600 kilómetros que el país comparte con Afganistán, lo que genera frecuentes disputas fronterizas. La última de ellas, ocurrida el mes pasado, resultó en un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad de ambos países que desencadenó en el cierre del mayor cruce fronterizo por parte de Pakistán.

Compartí tu opinión
Tobías Yapur Alí
Tobías Yapur Alí
Artículos: 36

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *