Nuevo gobierno en Finlandia: la coalición conservadora reemplaza a la socialdemócrata

La coalición entrante está formada por el Partido de Coalición Nacional, liderado por el nuevo primer ministro Orpo, y por el Partido de los Finlandeses, una agrupación nacionalista antinmigración.

El recientemente elegido Parlamento de Finlandia votó el martes por el líder del Partido de la Coalición Nacional (NCP, por sus siglas en inglés), Petteri Orpo, como primer ministro. La decisión, esencialmente una formalidad, marca el comienzo de una nueva coalición de derecha después de que el partido de centroizquierda de Sanna Marin, primer ministro desde 2019, se colocara como la tercera fuerza más fuerte en las elecciones generales de abril.

Después de semanas de tensas negociaciones, los legisladores optaron por Orpo, que obtuvo 107 votos a favor y 81 en contra, además de que hubo 11 ausencias. Además del NCP, partido tradicional de centroderecha de ideología liberal-conservadora, la agrupación de Orpo incluye al Partido de los Finlandeses, que obtuvo el tercer lugar en las elecciones, al Partido Popular Sueco, que aboga por los derechos de los finlandeses que hablan sueco, y a los demócratas cristianos

«Les agradezco calurosamente la confianza que me han mostrado«, dijo Orpo al parlamento después de la votación. Asegurando que habrá un giro a la derecha, el nuevo primer ministro prometió un profundo recorte del gasto público y un «cambio de paradigma» en materia de inmigración. Esto implicaría reducir las cuotas de refugiados y elevar los requerimientos de las visas de trabajo, además de endurecer los requisitos para que los extranjeros obtengan la ciudadanía.

Orpo, que se ha presentado a sí mismo como un decidido conservador fiscal, hizo campaña con la promesa de reducir el déficit presupuestario del gobierno. Ha prometido hacer «reformas significativas» a la seguridad social y el mercado laboral mediante la promesa de recortar el presupuesto del gobierno en 6.000 millones de euros para el final del mandato de cuatro años de los miembros del Parlamento. El flamante primer ministro también dice que reducirá los impuestos y buscará impulsar la creación de empleo en el sector privado.

En términos de nombramientos clave para el gabinete, la líder del Partido de los Finlandeses, Riikka Purra, se convierte en ministra de Finanzas, mientras que la vicepresidente del NCP, Elina Valtonen, asumirá el cargo de ministra de Relaciones Exteriores.

Realmente tenemos grandes desafíos por delante, tenemos que tomar decisiones difíciles, tenemos que hacer ahorros, tenemos que hacer reformas, pero creo que se pueden hacer y con esta combinación creo que podemos hacerlo”, señaló Orpo en una conferencia luego de las elecciones de abril. En dichas elecciones, su partido ganó 48 escaños, mientras que el Partido de los Finlandeses quedó en segundo lugar, obteniendo un total de 46 bancas

El Partido Socialdemócrata de la ex primer ministra, Sanna Marin, obtuvo 43 bancas en las elecciones, mejorando su participación en el Parlamento, pero perdiendo debido a la caída en el desempeño de sus compañeros de coalición, el Partido del Centro, la Liga Verde y la Alianza de Izquierda. 

En medio de las elecciones parlamentarias y la formación del nuevo gobierno, Finlandia se convirtió en el miembro número 31 de la OTAN, gestión sobre la que había un gran acuerdo inter partidario tras el inicio de la guerra en Ucrania. En este sentido, se espera que Finlandia continúe endureciendo su postura con Rusia, con quien comparte una frontera de 1340 kilómetros. 

Orpo, un político de carrera que ha ocupado diferentes cargos desde la década de 1990, dijo en una entrevista con la agencia AP que la solidaridad de Finlandia con Ucrania se mantendría fuerte durante su mandato. “No podemos aceptar esta terrible guerra. Y haremos todo lo necesario para ayudar a Ucrania, al pueblo ucraniano, porque luchan por nosotros. Esto está claro”.

En su momento, Sanna Marin se convirtió en la líder más joven del mundo cuando irrumpió en la escena política en 2019 encabezando una coalición de cinco partidos, todos liderados por mujeres. A pesar de su aclamada gestión de la pandemia de COVID-19 y su respuesta a la invasión rusa de Ucrania, las elecciones se disputaron en gran medida sobre la economía y la deuda pública de Finlandia. Muchos finlandeses ven a Marin como una figura polarizadora, la cual fue objeto de un intenso escrutinio el año pasado cuando apareció un video de ella cantando, bailando y bebiendo en una fiesta.

Cabe resaltar que el Partido de los Finlandeses, liderado por Riikka Purra, ganó en más regiones que cualquier otro partido y destacó en las elecciones por su atractivo para los votantes jóvenes, construido a través de su actividad en redes sociales como TikTok. El partido ha sufrido fuertes críticas debido a polémicas declaraciones de algunos de sus miembros y presuntas conexiones con movimientos neonazis, como Nordic Resistance y Soldados de Odín. Entre los miembros más apuntados por los críticos se encuentran el nuevo ministro de asuntos económicos, Vilhelm Junnila, y el presidente del parlamento, Jussi Halla-aho

Compartí tu opinión
Augusto Loza
Augusto Loza

Estudiante avanzado de relaciones internacionales y ciencia política en la Universidad Austral. Redactor sobre contenido de Europa y Occidente.

Artículos: 68

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *