La operación de paz de las Naciones Unidas en el Congo comienza su desmantelamiento

Las Naciones Unidas han confirmado que todas las fuerzas de la operación de paz activa en la República Democrática del Congo abandonarán el país para finales de 2024.

La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO, por sus siglas en inglés) retirará completamente sus tropas del país en diciembre. «Después de 25 años de presencia, la MONUSCO abandonará definitivamente la RDC [República Democrática del Congo] a más tardar a finales de 2024«, dijo Bintou Keita, jefe de la misión, en una rueda de prensa en la capital congoleña, Kinshasa, durante la jornada del sábado.

El anuncio del fin de la MONUSCO se produce después de que el gobierno congoleño, que acaba de ser reelegido en una votación que levantó algunas sospechas, pidiera a la misión de la ONU que abandonara el país, alegando que no había protegido a los civiles de los grupos armados. Numerosos grupos armados, entre ellos las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) y el M23, están activos en el este del país, sobre todo en las provincias de Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri.

La retirada se llevará a cabo en tres fases. En la primera fase, unos 2.000 soldados de la ONU abandonarán Kivu del Sur a finales de abril, lo que llevará la fuerza actual de la MONUSCO de 13.500 a 11.500 efectivos, afirmó Keita.

«Tenemos un techo de 13.500 soldados autorizados por el Consejo de Seguridad. A partir del 30 de abril, con el inicio de la retirada en marcha, llegaremos a 11.500«, dijo Bintou Keita en una conferencia de prensa conjunta con funcionarios del gobierno.

Además, según explicó Keita, 14 bases de la ONU en la provincia serán tomadas por las fuerzas de seguridad congoleñas. Después de eso, las fuerzas en Kivu del Norte e Ituri también se retirarán, y serán reemplazadas por fuerzas nacionales de la RDC.

El ministro de Relaciones Exteriores congoleño, Christophe Lutundula, confirmó en una conferencia de prensa en Kinshasa que se espera que las fuerzas restantes de la ONU estén fuera del país para el 31 de diciembre. No obstante, «la retirada de la MONUSCO no significa necesariamente el fin de la lucha que estamos emprendiendo para proteger los intereses territoriales de nuestro país, debemos seguir luchando«, sentenció Lutundula.

Según The Economist, la MONSUCO, que cuenta con un personal uniformado compuesto por más de 16.000 soldados y policías, es la misión más grande y la tercera más costosa, en términos de dinero, del mundoLas tropas de la ONU han estado en el Congo desde 1999, cuando llegaron para supervisar un alto el fuego en una guerra civil que había dejado entre 1 y 5 millones de muertos.

Durante dos décadas, la ONU ha tratado de pacificar el asediado este del país. Sin embargo, más de 100 grupos armados siguen activos en el terreno gracias al contrabando de minerales, el saqueo y la extorsión a los lugareños.

La MONUSCO tomó el relevo de la operación anterior de la ONU en 2010 para ayudar a combatir la inseguridad en el este del país centroafricano, donde los grupos armados luchan por el territorio y los recursos. Sin embargo, en los últimos años, su presencia se ha vuelto cada vez más impopular.

Las fuerzas de paz están lejos de cumplir su mandato de disolver las milicias, proteger a la población civil y estabilizar el Estado, afirman algunos especialistas en la materia. Asimismo, pocos civiles congoleños creen que la misión realmente los protege. Según una encuesta realizada en 2018 por peacebuildingdata.org, una ONG estadounidense, solo el 15% de los encuestados dijeron que confiaban en la MONUSCO para mantener la seguridad de su vecindario o pueblo.

En este sentido, más de siete millones de personas han sido desplazadas debido a los conflictos en la nación africana, principalmente en las tres provincias del este del país, donde siguen operando alrededor de 100 grupos armados.

A su vez, un informe encargado por el Consejo  de Seguridad de la ONU demostró que la MONUSCO debería aspirar a estar fuera para 2022, en gran parte porque es demasiado cara y ha estado estancada durante mucho tiempo.

Recordemos que el gobierno congoleño ha ordenado a una fuerza regional de África Oriental, desplegada el año pasado, para ayudar a poner fin a los combates, que abandone el país por razones similares a las esgrimidas para exigir el fin de la MONUSCO.

Se trata de la segunda operación de paz de las Naciones Unidas que llega a su fin en África. El pasado 11 de diciembre, la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA, por sus siglas en inglés) arrió la bandera de la ONU en su sede en la capital, Bamako.

En dicha ocasión, el comandante de las fuerzas de la ONU, el mayor general Mamadou Gaye, dijo que «el terreno maliense era vasto y difícil» en la ceremonia de clausura en la capital. Previamente, el gobierno militar de Malí había exigido la salida de las fuerzas de la ONU alegando que estas son inadecuadas para combatir el extremismo islámico que enfrenta la nación de África Occidental.

Compartí tu opinión
Santiago Vera García
Santiago Vera García
Artículos: 101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *