Kazajistán declara el fin de las reuniones de Astana

El viceministro de relaciones exteriores kazajo anunció que se habían logrado los objetivos impuestos terminando la XX Reunión Internacional de Astaná sobre Siria.

Este martes comenzó la XX Reunión Internacional del Proceso de Astaná en la capital de Kazajstán. Esta serie de rondas de diálogos de paz busca solucionar el conflicto sirio al buscar un acuerdo entre los principales Estados involucrados (Rusia, Irán, Turquía y Siria), así como también normalizar las relaciones entre Ankara y Damasco.

Los representantes de los cuatro países asistieron a la cumbre junto a delegaciones observadoras de las Naciones Unidas y de El Líbano, Irak y Jordania, tres países que buscan devolver los refugiados sirios habitando en sus países a sus respectivos hogares.

El foco del encuentro es la resolución del conflicto sirio, lo que incluye diagramar medidas antiterroristas, proceder a la liberación de rehenes, garantizar las condiciones humanitarias en Siria, realizar esfuerzos para aliviar su recuperación post-guerra y lograr el regreso de los millones de refugiados sirios.

Sin embargo, el encuentro estuvo enmarcado por un aumento de hostilidades en Siria. Este mes, Turquía ha aumentado sus bombardeos en el noreste del país, más precisamente en las zonas controladas por la Administración Autónoma Kurda, atacando con drones a combatientes y figuras importantes kurdas. 

Con respecto a la presencia turca en el país, el subsecretario de Relaciones Exteriores de Siria, Ayman Sousan, exigió durante la cumbre que Turquía presente un «cronograma claro» para la retirada de sus fuerzas de Siria.

Por su parte, Rusia también ha incrementado los bombardeos en el país atacando a la organización terrorista Hayat Tahrir al-Sham (HTS), afiliada con la red de Al-Qaeda, en Idlib, también al noreste del país.

Los más relevante de la XX Reunión fue que Kazajistán, que ha sido el anfitrión de los diálogos de paz entre Siria, Turquía, Rusia e Irán desde el 2017, inesperadamente anunció el fin de su participación alegando que se habían alcanzado los objetivos impuestos al comienzo de las rondas de paz.

«Teniendo en cuenta el retorno de Siria a la familia árabe, proponemos declarar oficialmente que la XX Reunión dentro del proceso de Astaná sea la última (…) Se han logrado los objetivos iniciales de crear zonas de desescalada, detener el derramamiento de sangre entre las partes en conflicto y prevenir una crisis humanitaria a gran escala», dijo el viceministro de relaciones exteriores kazajo, Kanat Tumysh, a los periodistas.

Estas declaraciones tomaron por sorpresa al resto de los representantes. En este sentido, el negociador ruso, Alexander Lavrentyev, comentó que «el movimiento del Ministerio de Relaciones Exteriores de Kazajstán fue inesperado…No podemos decir que el proceso de Astaná haya terminado… Pero si la parte kazaja ha decidido que necesitan ser trasladados a un lugar diferente, discutiremos eso y elegiremos uno.»

Por último, una declaración conjunta de Turquía, Rusia e Irán señaló que la última ronda de conversaciones en Astaná fue «constructiva» y se discutió «progreso en la preparación del plan para la restauración de las relaciones entre Turquía y Siria«.

Compartí tu opinión
Tobías Yapur Alí
Tobías Yapur Alí
Artículos: 36

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *