Inmigración ilegal: 2023 fue el peor año en décadas para Estados Unidos

El número de migrantes detenidos en la frontera sur batió el récord mensual en diciembre, haciendo del 2022 el peor año en más de una década para el control migratorio estadounidense. Son más de 3 millones de migrantes ilegales detenidos.

Diciembre fue el mes con más encuentros con inmigrantes ilegales en 2023, con más de 276.000 encuentros.

El récord anterior se estableció en septiembre, cuando las autoridades registraron 269.735 encuentros. El número incluye a los inmigrantes ilegales que se encuentran entre los puertos de entrada y a los migrantes que ingresan a los puertos de entrada a través de la aplicación CBP One.

Para poner estos números en perspectiva, el número de encuentros totales en un año entre los años 2011 y 2018 jamás alcanzó los 500.000.

Es importante aclarar que, entre 1990 y febrero de 2020, la patrulla fronteriza de Estados Unidos contabilizó las «detenciones» y las «expulsiones» por separado. A partir de marzo de 2020, la patrulla fronteriza cambió su metodología para incluir los recuentos tanto de las aprehensiones como de las expulsiones como «encuentros».

Abajo se encuentra un gráfico detallando la evolución de la cantidad de encuentros con migrantes entre 1990 y 2022.

U.S. border crossing encounters 1990-2022 | Statista

Según la patrulla fronteriza de Estados Unidos, los encuentros en el año fiscal 2023 han sido 3.201.144 en total.

A pesar de los esfuerzos de la patrulla fronteriza, la migración mundial sigue siendo históricamente alta en el hemisferio occidental y en todo el mundo. Es una situación desafiante que requiere más personal y recursos, razón por la cual la Administración solicitó fondos suplementarios del Congreso para garantizar que se tengan los recursos necesarios. Los fondos suplementarios ayudarían a cubrir los déficits proyectados y a contratar personal adicional, incluidos 1,300 agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza, para ayudar a dimensionar correctamente un sistema que no fue construido para manejar el nivel de encuentros que se está experimentando.

Desde que comenzó el nuevo año fiscal el 1 de octubre, ha habido más de 760,000 encuentros con migrantes en la frontera sur, lo que convierte al primer trimestre del año fiscal 2024 en el trimestre más alto registrado. Mientras tanto, se han registrado 82.000 escapadas desde el 1 de octubre.

Culmina un año en la frontera sur donde se han batido múltiples récords en repetidas ocasiones, y donde la Patrulla Fronteriza se ha visto constantemente abrumada por los números que están viendo.

Los republicanos han culpado del aumento a las políticas de la administración, mientras que el gobierno dice que está lidiando con un desafío en todo el hemisferio y necesita más fondos y legislación de reforma migratoria del Congreso.

El gobierno ha adoptado una estrategia de ampliar las vías «legales» para la migración, tomar medidas enérgicas contra los traficantes y aumentar las consecuencias para la entrada ilegal. Un funcionario del DHS le dijo a Fox este mes que ha habido 400,000 deportaciones entre mayo y finales de noviembre, casi el número de deportaciones en todo el año fiscal 2019.

Sin embargo, los funcionarios también han dicho a los legisladores que están liberando a 5.000 inmigrantes ilegales al día en Estados Unidos, y eso no incluye a los que están en libertad condicional en los puertos de entrada.

Actualmente, la Casa Blanca está solicitando 14.000 millones de dólares en fondos fronterizos como parte de la solicitud de fondos suplementarios de emergencia, pero eso se ha estancado a medida que los republicanos exigen restricciones adicionales al asilo y el uso de la libertad condicional por parte del gobierno para detener las liberaciones en el interior.

Esta semana, el secretario de Estado, Antony Blinken, y el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, formaron parte de una delegación estadounidense a la Ciudad de México, donde se reunieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la declaración conjunta, los países afirmaron sus compromisos con la «migración ordenada, humana y regular» y destacaron sus esfuerzos para abordar las «causas fundamentales» de la migración, interrumpir el tráfico de personas y promover la inversión privada, al tiempo que invierten en «ambiciosos programas de desarrollo» en la región.

Pero el comunicado también dijo que los funcionarios discutieron los «beneficios» de otorgar algún tipo de estatus legal a los inmigrantes ilegales que ya están en Estados Unidos, incluidos los protegidos por la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de 2012, una orden ejecutiva firmada por el presidente Barack Obama, que protegió a algunos inmigrantes ilegales que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores de edad.

«Las delegaciones también discutieron los beneficios de regularizar la situación de los migrantes hispanos que han estado indocumentados durante varios años y los beneficiarios de DACA, que son una parte vital de la economía y la sociedad de Estados Unidos», dijo el comunicado conjunto, y agregó que las delegaciones se reunirán nuevamente en enero.

Eso inmediatamente generó críticas de los republicanos, quienes advirtieron que tales medidas solo exacerbarían la crisis.

Compartí tu opinión
Rocco di Riscio
Rocco di Riscio
Artículos: 57

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *