Informes de la utilización de fósforo blanco por parte de Israel en El Líbano

La administración de Joe Biden y Naciones Unidas manifestaron su preocupación por los informes de que Israel utilizó municiones de fósforo blanco, suministradas por Estados Unidos, en un ataque en el sur del Líbano.

Estados Unidos ha manifestado su preocupación por los informes de que Israel utilizó municiones de fósforo blanco suministradas por Estados Unidos en un ataque contra el sur del Líbano, el cual tuvo lugar a mediados de octubre, dijo el lunes el portavoz de la Casa Blanca, John Kirby.

«Hemos visto los informes. Ciertamente preocupado por eso. Haremos preguntas para tratar de aprender un poco más«, dijo Kirby a los periodistas en el Air Force One; y agregó que el fósforo blanco tiene una «utilidad militar legítima» para iluminar y producir humo para ocultar ciertos movimientos.

Obviamente, cada vez que proporcionamos artículos como fósforo blanco a otro ejército, es con la plena expectativa de que se utilizará de acuerdo con esos propósitos legítimos y de acuerdo con el derecho de los conflictos armados«, resaltó el portavoz norteamericano.

Asimismo, el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, señaló que Estados Unidos estaba «buscando información adicional«. «Cada vez que vemos que el fósforo blanco se usa de una manera que podría dañar a los civiles, por supuesto, es algo de lo que podríamos estar preocupados«, agregó Miller.

También el lunes, el portavoz de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, dijo que «obviamente estamos muy preocupados por cualquier uso de este tipo de municiones incendiarias, especialmente en áreas pobladas«, pero agregó que se debe seguir investigando.

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, preguntado sobre el informe de que Israel utilizó fósforo blanco en el Líbano, dijo: «Las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) y todo el establecimiento de seguridad actúan de acuerdo con el derecho internacional. Así hemos actuado y así actuaremos«.

Recordemos que Gallant aseguró que su país está abierto a un posible acuerdo con Hezbolá, mayor aliado de Irán en la región de Medio Oriente, si se instaura una zona “segura” a lo largo de la frontera entre Israel y El Líbano, además de otras garantías de seguridad.

«Si Hezbolá permite un proceso de acuerdo, y no voy a entrar ahora en sus detalles, pero claramente no puede ser que no incluya una situación en la que haya una distancia segura de nuestra valla a las fuerzas que podrían disparar en territorio israelí o a las fuerzas que podrían actuar dentro de Israel«, confirmó Gallant; y cerró con que “si esto es posible, con la garantía adecuada, podemos hablar de ello”.

Fósforo blanco

Según la página oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el fósforo blanco es una sustancia química sólida cerosa, normalmente de aspecto amarillento o incoloro. La misma arde de manera instantánea cuando entra en contacto con el oxígeno.

Además, la OMS explica que las fuerzas militares lo utilizan a menudo para iluminar campos de batalla, generar una cortina de humo y como material incendiario. Una vez encendido, el fósforo blanco es muy difícil de extinguir, además de que se adhiere a superficies como la piel y la ropa.

Además, es dañino por todas las vías de exposición, dado que puede causar quemaduras profundas y graves, e incluso corroer los huesos. Asimismo, el humo del fósforo en combustión también es dañino para los ojos y las vías respiratorias debido a la presencia de ácidos fosfóricos y fosfina.

El fósforo blanco no es un arma química en virtud de la Convención sobre las Armas Químicas (CAQ), ya que actúa como un agente incendiario y no por su “acción química sobre los procesos vitales, como estipula el artículo II.2 de la CAQ.

Sin embargo, su uso contra la población civil está prohibida acorde al Protocolo III de la Convención sobre Armas Convencionales de 1980, dado que es considerada un arma incendiaria. “Queda prohibido en todas las circunstancias utilizarlas contra la población civil. También está prohibido atacar con armas incendiarias lanzadas desde el aire cualquier objetivo militar ubicado en una concentración de personas civiles”, reza el Protocolo III.

Por esto, el uso del fósforo blanco en ataques militares ha generado fuertes críticas debido a su potencial de dañar a los civiles. Amnistía Internacional ha dicho que nunca debe dispararse contra una zona civil poblada o una infraestructura civil, ni en las proximidades de ella. Esos ataques, que no distinguen entre civiles y militares, son indiscriminados y están prohibidos, dijo la organización.

«Un ataque perpetrado el 16 de octubre contra la ciudad de Dhayra debe investigarse como crimen de guerra porque fue un ataque indiscriminado que hirió al menos a nueve civiles y dañó bienes de carácter civil, por lo que fue ilegal«, informó el grupo de defensa de los derechos humanos.

Compartí tu opinión
Santiago Vera García
Santiago Vera García
Artículos: 101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *