Informe de amenazas a la seguridad nacional de Estados Unidos 2024: Rusia, Irán y Corea del Norte

Comentarios sobre los actores estatales más disruptivos en el sistema internacional y las amenazas que representan para la seguridad estadounidense.

La Comunidad de Inteligencia de los Estados Unidos publicó un documento desclasificado en el que identifica las principales amenazas para la seguridad nacional. El organismo que elabora este informe anual responde directamente ante el presidente y nuclea a 16 agencias federales de inteligencia entre las que se encuentran la CIA, la NSA, el FBI, la DEA, además de la inteligencia militar de cada rama de las Fuerzas Armadas y otros organismos como los de inteligencia financiera y energética.

En Radar Internacional publicamos una serie de artículos sobre las principales amenazas identificadas en el documento:

Sobre Rusia

El caso de Rusia es particular, a diferencia de China que utiliza una serie de tácticas y estrategias más bien sutiles para impulsar su agenda de poder internacional, Rusia ha optado, tanto en la guerra en curso en Ucrania como en los conflictos previos en el Cáucaso, por un enfoque de confrontación bélica aprovechando su principal capacidad que es el poder militar.

La guerra en Ucrania, que Rusia ha insistido en llamar “operación militar especial”, ya ha causado alrededor de 300.000 bajas en las Fuerzas Armadas rusas, la mayor cantidad de pérdidas militares para esta fuerza desde la Segunda Guerra Mundial.

En el documento de inteligencia podemos ver una perspectiva más realista frente al optimismo por una recuperación ucraniana que suele primar en medios occidentales. Si bien se reconoce que los principales problemas que puede enfrentar Rusia en la guerra son la escasez de personal y la baja de la moral no se toma estos elementos como un posible factor desestabilizador.

La industria de defensa rusa ha logrado aumentar significativamente la producción de una variedad de armas de ataque de largo alcance, municiones de artillería y otras capacidades que le permitirán sostener una guerra larga y de alta intensidad si es necesario.

Es casi seguro que Rusia no pretende un conflicto militar directo con Estados Unidos y la OTAN. La proyección de la inteligencia indica que continuará con actividades asimétricas, sobre todo en el espacio postsoviético el cual considera como su área de influencia, manteniéndose siempre por debajo de lo que estima es el umbral para un conflicto de escala global. A juicio de Putin su elección de ir a la guerra ha dado frutos: los esfuerzos ucranianos para retomar territorio no han tenido éxito y el apoyo occidental a Ucrania parece ser finito, especialmente luego de iniciada la guerra en Gaza.

Rusia ha demostrado ser un actor resiliente y un adversario capaz a lo largo de un amplio rango de dominios. Sus vínculos con China, Irán y Corea del Norte para reforzar su producción de defensa y su economía son un gran desafío para Occidente. Gracias a estos vínculos Rusia logró minimizar el daño causado por las sanciones occidentales y reconstruir su credibilidad como un gran poder.

Moscú encontró en Beijing un mercado enorme para su energía y sus commodities, China es por mucho el socio comercial más importante de Rusia alcanzando en 2023 un intercambio bilateral de más de 220 mil millones de dólares que superó en 15% su récord anterior de 2022. A pesar de las sanciones Rusia sigue siendo el segundo proveedor de gas natural licuado de Europa. La influencia en el mercado energético global es una de sus principales herramientas de política exterior.

Tras las perdidas ocasionadas por la guerra se anticipa un periodo de varios años de recuperación de sus Fuerzas Armadas, especialmente de su ejército. Su poderío aéreo y naval no han sido gravemente afectados y a pesar de la gran cantidad de bajas las campañas de reclutamiento han alcanzado números récord que permitirán repoblar sus filas. Esto es posible gracias a los significantes beneficios ofrecidos a los soldados y a la eficaz propaganda.

Sin embargo, durante estos próximos años será más dependiente de su arsenal nuclear para lograr la disuasión estratégica. Rusia mantiene el más grande y más diverso arsenal de armas nucleares. La acumulación de poder nuclear es vista como la garante última de la Federación Rusia.

 Además, la inteligencia norteamericana es consciente de los programas secretos de agentes de guerra químicos y biológicos que tienen los rusos. En los últimos años se han empleado al menos dos veces los agentes nerviosos Novichok, conocidos como agentes de cuarta generación, como es el caso del atentado al recientemente fallecido líder de la oposición Aleksey Navalny en 2020 y el del atentado en suelo británico a Sergey Skripal y su hija en 2018.

Las operaciones de influencia cibernéticas como palanca de política exterior son una herramienta que ha sido refinada y empleada continuamente por los rusos. Hay evidencia de influencia en las elecciones estadounidenses por décadas y las de este año no serán la excepción. Gracias a los avances de la IA generativa su potencia se ha incrementado.

A diferencia de lo que mencionamos en el caso chino, Rusia buscara favorecer a aquel candidato que mejor se ajuste a sus intereses. No se deja claro en el documento, pero podemos inferir que este candidato es Trump quien se ha manifestado en contra de las intervenciones militares estadounidense lejos de sus fronteras y cuyos partidarios abogan por disminuir el gasto destinado a financiar la guerra en Ucrania. Sin embargo, el mes pasado Putin declaró públicamente que prefiere a Biden porque es “más predecible”.

Entre los principales desafíos de Rusia encontramos la fuga de capital humano, así como la dificultad tras las sanciones de acceder a tecnologías de vanguardia occidentales. En el aspecto económico si bien se espera un crecimiento moderado del PBI para este año, las predicciones a largo plazo muestran una caída en su competitividad frente al escenario previo a la guerra.

Un punto para tener en cuenta es el equilibrio que deberá mantener Putin entre los grupos de poder al interior de Rusia. Desde el inicio de la guerra se ha incrementado el gasto social para reducir el descontento público que el gran numero de bajas y las amplias campañas de reclutamiento generan. Para financiar esto debió aumentar considerablemente los impuestos a las grandes corporaciones lo que puede enemistarlo con elites poderosas. Aunque esto es una posibilidad el fracaso en la revuelta de Wagner de junio de 2023 demuestra que la sociedad rusa esta unida bajo su liderazgo.

Además de Rusia y China el documento de inteligencia menciona otras dos amenazas estatales: Irán y Corea del Norte.

Sobre Irán

Sobre Irán dice que tiene como objetivo mantener su estatus emergente como poder regional al mismo tiempo que sortea los riesgos para el régimen de los ayatolas y evita un conflicto militar directo con las potencias occidentales. Dos son los principales recursos que tiene para hacer avanzar su agenda: su programa nuclear y la financiación de fuerzas irregulares por todo Oriente Medio.

La actual guerra en Gaza esta atravesada completamente por la influencia iraní. Tanto HAMAS que inicio el conflicto con los ataques del 7 de octubre, Hezbollah que desde Libano ataca posiciones en el norte de Israel y los Hutíes que arremeten contra los buques que navegan a través del estrecho de Bab el Mandeb son financiados, equipados y entrenados en gran medida por Iran. Junto a las milicias que apoya en Irak y Siria forman el “Eje de la Resistencia” un consorcio de terroristas y militantes antiisraelíes y antiestadounidenses.

A pesar de que el apoyo a estos grupos terroristas degrada su imagen internacional, Irán esta intentando mejorar sus relaciones diplomáticas proclamándose como líder en la defensa de la causa Palestina y disuadiendo a los estados árabes de mejorar sus relaciones con Israel.  

La amenaza iraní presenta un riesgo actual y real para Estados Unidos y sus ciudadanos. Desde el asesinato de Qasem Soleimani, comandante de sus fuerzas de elite Quds en 2020, Irán ha atacado en numerosas ocasiones posiciones militares estadounidenses en Medio Oriente e intentado atentados en territorio norteamericano.

El programa nuclear iraní es usado como una herramienta de presión y negociación. El régimen de los ayatolas aumenta o reduce la cantidad y la pureza del uranio que enriquece en respuesta al endurecimiento o disminución de las sanciones occidentales. Si bien la inteligencia americana no tiene registro de dispositivos nucleares en servicio en las fuerzas iranies Teherán tiene suficiente infraestructura y experiencia para rápidamente producir lo que necesita un arma nuclear si así lo decide.

En el campo de la guerra convencional Irán está realizando esfuerzos para adquirir nuevos sistemas de armas como cazas avanzados, helicópteros y tanques de combate principal. Sin embargo, la inversión en equipamiento de este tipo esta un escalón por debajo de la prioridad que es el programa de misiles balísticos de los cuales Irán tiene el inventario más grande de la región. La inteligencia también advierte que el desarrollo actual de lanzaderas espaciales como la Simorgh permitirán que Irán adquiera capacidad misilisticas intercontinentales.

Los principales desafíos que deberá enfrentar la nación chiíta son una economía delicada e inestabilidad política. Por el lado económico debe enfrentarse a duras sanciones que la aíslan del mercado internacional, una alta inflación, una moneda que se devalúa y gran dependencia de la demanda china de petróleo.

La inestabilidad doméstica puede verse en las masivas protestas a finales de 2022 y principios de 2023.   El descontento popular puede resurgir debido a la disminución del poder adquisitivo de los ciudadanos por los factores económicos mencionados previamente. También hay que considerar que el líder supremo Ali Khamenei, quien está en el poder desde 1989, ya tiene 84 años y que el régimen solo ha experimentado la transición a un nuevo líder solo una vez.

Sobre Corea del Norte

Para concluir cabe mencionar los comentarios sobre Corea del Norte. Kim Jong Un parece abrirse a un mayor intercambio con sus vecinos de China y Rusia luego de que el ya hermético régimen se autoimpusiera una aislación extrema durante la pandemia. En 2023 delegaciones chinas y rusas de alto nivel viajaron a Pyongyang mientras que Kim visitó a Putin. Desde este encuentro con el líder ruso es probable que Corea del Norte haya empezado el envió de municiones a Rusia.

También se menciona el involucramiento cada vez mayor en actividades ilícitas para financiar el régimen como robos millonarios de criptomonedas y la importación y exportación de productos prohibidos por la ONU.

Durante el ultimo año también se vio un incremento en el arsenal nuclear norcoreano que sirve como pieza central de su estructura de seguridad nacional. Corea del Norte anunció una nueva ojiva táctica que puede ser montada en al menos ocho sistemas distintos de lanzamiento incluidos vehículos submarinos no tripulados. Además, la comunidad de inteligencia tiene información acerca de capacidades de guerra química y biológica operadas por el régimen norcoreano.

La inversión militar norcoreana esta concentrada fuertemente en el desarrollo de tecnologías en nichos que representen una amenaza para Estados Unidos y así generen un efecto disuasivo y coercitivo. Entre ellos están los misiles de crucero, los ICBMs y los vehículos hipersónicos. Esto se da en detrimento de las fuerzas convencionales del país que tienen un nivel más bien deficiente. Debido a las fuertes sanciones de Naciones Unidas este desarrollo solo es posible gracias a la cooperación de Rusia y China.

Compartí tu opinión
Augusto Loza
Augusto Loza

Estudiante avanzado de relaciones internacionales y ciencia política en la Universidad Austral. Redactor sobre contenido de Europa y Occidente.

Artículos: 68

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *