Masivo ejercicio de la Armada de Estados Unidos

La Armada estadounidense se prepara para un complejo ejercicio que contará con actividades en 22 zonas horarias en el que participarán más de 25.000 efectivos de entrenamiento.

Entre el 9 y el 18 de agosto, se llevará a cabo la segunda edición del Ejercicio de Gran Escala (LSE) de la Armada estadounidense junto al Cuerpo de Marines. En el mismo participarán elementos de las siete flotas activas de los Estados Unidos en nueve centros de operaciones marítimas con actividades en todo el mundo. 

«La capacidad de comandar y controlar nuestras operaciones en 22 zonas horarias es la forma en que lucharemos y ganaremos en un entorno global contra nuestros competidores» dijo el almirante Daryl Caudle, jefe del Comando de las Fuerzas de la Flota de Estados Unidos, al anunciar los ejercicios la semana pasada. “Para hacerlo, tenemos que sincronizar globalmente la precisión y el tiempo para llevar a cabo una guerra moderna de alto nivel”, agregó. 

El ejercicio combinará actividades reales en el campo con simulaciones militares de alta tecnología, algo que ya se hizo en escala global en la primera edición de estos ejercicios en 2021. Durante los entrenamientos, además, se buscará redefinir varios conceptos de la doctrina naval norteamericana, incluidas las operaciones marítimas distribuidas, las operaciones expedicionarias de bases avanzadas y las operaciones litorales en un entorno disputado.

La tecnología va a ser la clave de este ejercicio, en el que también se probarán elementos del proyecto Overmatch, una iniciativa lanzada de forma secreta en 2020 con el objetivo de conectar fuerzas terrestres, aéreas, marítimas, espaciales y cibernéticas, y facilitar la cooperación internacional.

En total, el ejercicio abarcará seis grupos de ataque de portaaviones, dos en vivo y cuatro virtuales, tres grupos de despliegue anfibios, uno en vivo y dos virtuales, y actividades de 25 barcos en vivo y más de 50 barcos virtuales. Todos esos inputs se procesarán en nueve centros de operaciones marítimas y, luego, se dirigirán al nodo de comando central en Norfolk en el Centro de Desarrollo de Guerra Naval. La idea es poder agilizar la forma en la que los altos mandos militares pueden interactuar con los oficiales en el campo e incluso con unidades individuales, siguiendo sus posiciones en vivo y dando ordenes directas. 

Queremos construir una fuerza más competente y letal; queremos demostrar que podemos sincronizar globalmente este ejercicio. Y finalmente, queremos demostrar que podemos luchar y ganar contra nuestros adversarios utilizando el entrenamiento conjunto virtual-en vivo”, dijo a los periodistas el capitán Chris Narducci, planificador principal del ejercicio. “Esto es algo único que estamos haciendo con la Marina y el Cuerpo de Marines: ejercitar el conflicto a este nivel”, añadió.

Compartí tu opinión
Augusto Loza
Augusto Loza

Estudiante avanzado de relaciones internacionales y ciencia política en la Universidad Austral. Redactor sobre contenido de Europa y Occidente.

Artículos: 68

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *