Estados Unidos aprobó la venta de aviones F-16 a Turquía

El acuerdo, valuado en 23.000 millones de dólares, se concretó después de que Turquía ratificara la adhesión de Suecia a la OTAN.

Estados Unidos aprobó la venta de aviones de combate F-16 a Turquía después de que este ratificara la membresía de Suecia en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El Departamento de Estado de Estados Unidos notificó al Congreso norteamericano el viernes por la noche la concreción del acuerdo valuado en 23.000 millones de dólares para vender los aviones de combate modelo F-16 a Turquía. Asimismo, informó una venta complementaria de 8.600 millones de dólares de aviones de combate avanzados F-35 a Grecia, con quien Turquía está mejorando sus relaciones bilaterales.

La notificación del Departamento se produjo pocas horas después de que Turquía depositara su «instrumento de ratificación» para la adhesión de Suecia a la OTAN en Washington, repositorio de documentos de la alianza.

La venta a Turquía incluye 40 F-16 producidos por Lockheed Martin y equipos para modernizar 79 de su flota actual de F-16. Por su parte, Grecia recibirá 40 cazas de ataque F-35 Lightning II, junto con equipos relacionados. Turquía ha buscado durante mucho tiempo modernizar su flota de F-16, razón por la cual solicitó los aviones en octubre de 2021, pero la negativa de la Asamblea General turca a aceptar la adhesión de Suecia a la OTAN se erigió como un obstáculo para obtener la aprobación del Congreso.

En este contexto, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había vinculado la aprobación de su país a las entregas de aviones de combate de Estados Unidos, entre otras condiciones. Cabe resaltarse que el F-16 es uno de los aviones militares más avanzados del mundo, dado que se puede utilizar tanto para la defensa aérea como para atacar posiciones terrestres. A su vez, es capaz de volar a altitudes muy bajas y en diferentes condiciones climáticas.

Amén del anunció del acuerdo, en el Congreso de Estados Unidos aún quedan algunas dudas con respecto a la venta. El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Ben Cardin, dijo el viernes que permitiría la venta del F-16 a Turquía, pero que no es una «decisión que tomé a la ligera«. «Mi aprobación de la solicitud de Turquía de comprar aviones F-16 ha estado supeditada a la aprobación turca de la membresía de Suecia en la OTAN«, aclaró el senador demócrata.

Cardin señaló que, entre otras cuestiones, el historial de derechos humanos de Turquía, su falta de cooperación para responsabilizar a Rusia por la invasión de Ucrania y su implicación en las tensiones en Medio Oriente son algunos de los asuntos de su preocupación. «Mis preocupaciones se han transmitido de manera fuerte y consistente a la administración Biden como parte de nuestro compromiso continuo«, agregó el demócrata.

Tras la notificación formal por parte del Departamento de Estado, el Congreso tiene 15 días para objetar la venta, tras lo cual se considera definitiva. A pesar de las críticas a Turquía por parte de algunos miembros del Congreso, los funcionarios estadounidenses no esperan que el Congreso bloquee ninguna de las dos ventas.

Ahora, todas las miradas están puestas ahora en Hungría, que es el único miembro de la OTAN que no ha ratificado la membresía de Suecia a la alianza atlántica. Funcionarios de la OTAN han dicho que esperan que Hungría actúe rápidamente, especialmente después de la decisión de Turquía. Por su parte, en Washington se cree que el proceso durará algunas semanas más, con la esperanza de izar la bandera sueca durante la próxima reunión ministerial de la OTAN en Bruselas en abril.

Compartí tu opinión
Santiago Vera García
Santiago Vera García
Artículos: 101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *