El “Rayo de Hierro”: La nueva arma en el arsenal israelí

Un nuevo sistema de armas de energía dirigida tiene el potencial de revolucionar la Defensa.

En junio de 2022 el entonces primer ministro de Israel Naftali Bennet, presentó al mundo el prototipo de una nueva arma para las Fuerzas de Defensa de Israel: el “Rayo de Hierro”. El proyecto consiste en un sistema de armas que utiliza rayos láser o también conocido como energía dirigida para destruir sus objetivos. La idea del gobierno era y es, la de complementar el sistema de armas “Escudo de Hierro” que actualmente protege a Israel de los cohetes lanzados contra su territorio.

El desarrollo del armamento fue adjudicado a la empresa Rafael y originalmente estaba previsto que estuviera operativo a fines de 2024 o 2025. Pero, debido a la actual guerra con Gaza, algunas fuentes de las Fuerzas de Defensa de Israel aseguran que el sistema podría ser introducido en combate en los próximos meses. La razón para el adelantamiento tiene que ver tanto con costos como con efectividad.

Actualmente el sistema de misiles de interceptación que tiene Israel, tiene un costo por destrucción de objetivo que va desde los 20.000 a los 40.000 dólares. En un contexto en donde Hamas ha lanzado varios miles de cohetes, el costo de defenderse es muy alto. Por otro lado, el sistema de láser tiene un costo aproximado de unos dos dólares cada vez que es accionado. En cuanto a su efectividad, el “Escudo de Hierro” tiene una tasa de éxito de unas nueve intercepciones por cada diez disparos, algo que el nuevo sistema láser podría mejorar considerablemente.

El “Rayo de Hierro”, es parte de una serie de nuevas tecnologías de energía dirigida siendo estudiadas por varios países y empresas productoras de armamentos, que buscan utilizar la potencialidad militar de lásers por su bajo costo, efectividad y falta de necesidad de municiones. La empresa estadounidense Lockheed Martin firmó en diciembre de 2022 un acuerdo con la firma Rafael para producir conjuntamente la tecnología para las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

A su vez, el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de ese país está avanzando con la construcción de un sistema de armas láser de 300kW. Como explicaron en The Economist, los sistemas láser “utilizan una configuración compleja de espejos para redirigir los fotones de los diodos emisores de luz en un solo haz. Para evitar que los espejos se derritan, fueron diseñados con sistemas de refrigeración y reflectividad excepcionales. Después de 10 km de viaje, se dice que un láser Iron Beam tiene el diámetro de una moneda y es asombrosamente preciso” . 

Cabe destacar que el nuevo sistema no es perfecto, actualmente se estima que tendría un tercio del alcance que otros sistemas antiaéreos como el utilizado por Israel. También, las condiciones climatológicas pueden afectar al sistema como por ejemplo la humedad del ambiente. A su vez, para ser efectivo el láser debe apuntar por algunos segundos a su objetivo para ser destruido, lo que lo hace vulnerable a ráfagas de grandes cantidades de misiles al no poder concentrarse en múltiples objetivos.

Aún teniendo en cuenta estas limitaciones actuales, el sistema de armas es un potencial punto de quiebre en el mundo armamentístico. La capacidad de utilizar electricidad a bajo costo para generar un arma efectiva y precisa es sumamente atractiva para las Fuerzas Armadas del mundo. Quizás pronto, el nuevo sistema sea puesto en servicio en Israel y obtenga su certificación de efectividad en combate. 

Compartí tu opinión
Ryan Leif Hillblad
Ryan Leif Hillblad

Asesor Político, especializado en Defensa y la relación entre Estados Unidos y China

Artículos: 38

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *