El primer ministro de Haití anunció su renuncia en medio de la crisis

A primera hora del martes, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, comunicó su intención de renunciar una vez se establezca un consejo presidencial de transición.

Durante la madrugada de este martes, Henry expresó en un discurso que Haití requiere «calma» y «paz». Según lo citado por la cadena CNN, afirmó: «Haití necesita paz. Haití necesita estabilidad».

Además, anunció que su gobierno dejará el cargo inmediatamente después de que se forme el consejo de transición, convirtiéndose en un gobierno provisional hasta que se designe un nuevo primer ministro y gabinete. Henry ha ostentado el puesto de primer ministro durante un período prolongado, lo cual es notable dada la inestabilidad política del país y la rotación constante de líderes desde la aprobación de la Constitución de Haití en 1987.

El anuncio se produjo poco después de que varios líderes caribeños y el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se reunieran en Jamaica para discutir urgentemente una solución que detenga la espiral de crisis en Haití.

En este contexto, Henry no ha podido ingresar a Haití debido a la violencia que ha cerrado los principales aeropuertos internacionales. Llegó a Puerto Rico hace una semana después de que se le prohibiera aterrizar en la República Dominicana, donde las autoridades alegaron que carecía del plan de vuelo requerido. Además, las autoridades dominicanas han cerrado el espacio aéreo a los vuelos con origen y destino en Haití.

No estaba claro quién sería el encargado de resolver la crisis en Haití, caracterizada por la presencia de bandas altamente armadas que han incendiado estaciones de policía, atacado el principal aeropuerto y tomado el control de dos de las prisiones más grandes del país. Como resultado de las redadas, más de 4.000 reclusos fueron liberados.

Los violentos ataques han causado la muerte de decenas de personas, y más de 15.000 haitianos se han visto desplazados al huir de los vecindarios bajo fuego.

En este contexto, los canadienses en Haití están siendo aconsejados que se abastezcan de alimentos, agua y medicamentos, y se resguarden en su lugar de residencia mientras la violencia de pandillas en el país sigue aumentando. El consejo fue emitido el domingo por la noche cuando Asuntos Globales Canadá actualizó su advertencia de viaje para el país.

Además, Haití carece de un presidente y un Parlamento, y no ha celebrado elecciones desde 2016. A principios de mes, las pandillas que dominan gran parte del país, que está empobrecido, iniciaron una serie de ataques contra objetivos clave en Puerto Príncipe, incluida la sede presidencial, el aeropuerto y las prisiones, mientras exigían la dimisión de Henry.

El presidente temporal de la Comunidad del Caribe (Caricom), Irfaan Ali, quien es también el mandatario de Guyana, anunció: «Nos complace anunciar nuestro compromiso con un acuerdo de gobierno transitorio que allane el camino para una transición pacífica del poder».

Según un funcionario de Estados Unidos, el líder haitiano también confirmó su dimisión por teléfono al Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien participó en la reunión regional celebrada en Jamaica el lunes.

El cuestionado dirigente haitiano, que se encuentra varado en Puerto Rico mientras su país sufre la violencia de las pandillas, será recibido con los brazos abiertos si decide permanecer en ese territorio estadounidense del Caribe, añadió el funcionario.

Por otro lado, funcionarios en Kenia informaron el martes que el despliegue de 1,000 agentes de policía kenianos a Haití, para ayudar a frenar la anarquía alimentada por las pandillas, está en espera hasta que se forme un nuevo gobierno en la nación caribeña.

Kenia había acordado enviar una fuerza de seguridad a Haití, pero ese acuerdo se había alcanzado con el primer ministro Ariel Henry.

Compartí tu opinión
Rocco di Riscio
Rocco di Riscio
Artículos: 56

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *