El ejército dominicano se pone en alerta en la frontera con Haití

El Ejército Dominicano activó la 7ª Brigada de Infantería en la Fortaleza Santa Bárbara de Samaná, como parte de la puesta en alerta por la profunda crisis política en Haití.

El Ejército de la República Dominicana (ERD) activó a la 7ª Brigada de Infantería, la cual tendrá su base en la Fortaleza Santa Bárbara, ubicada en la ciudad de Samaná, provincia de Samaná. La ceremonia de activación fue liderada por el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, y el comandante general del Ejército, mayor general (ERD) Carlos Fernández Onofre, contando con la presencia de miembros de su Estado Mayor y otras autoridades civiles.

La creación de esta nueva brigada, llevada a cabo el pasado sábado 2 de marzo, forma parte del Plan Estratégico Institucional del Ministerio de Defensa. Durante el evento, también se llevó a cabo la ceremonia de abanderamiento de la compañía de comando. En relación a sus unidades de maniobra, el Comandante del Ejército indicó que podría estar conformada por al menos 3 batallones de infantería, así como otras unidades de apoyo de fuego y logísticas. Sin embargo, no se especificó si estas unidades serán de nueva creación o si serán transferidas desde otras brigadas existentes.

Entre las responsabilidades asignadas a la 7ª Brigada de Infantería, se destaca su papel de apoyo a la Policía Nacional en labores de seguridad ciudadana para mantener el orden público en las zonas Norte y Noreste de la isla. Cabe mencionar que los trabajos de restauración de la Fortaleza Santa Bárbara fueron financiados y ejecutados por la Comisión Presidencial de Apoyo al Desarrollo Provincial.

El Estado Mayor General del Ministerio de Defensa de la República Dominicana llevó a cabo una inspección de los 43 Destacamentos del Ejército y del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT) ubicados a lo largo de los 391 kilómetros de frontera compartida con Haití. Se implementaron rigurosas medidas de seguridad debido a los eventos ocurridos desde el pasado sábado, cuando las bandas criminales haitianas consolidaron su influencia en la capital, Puerto Príncipe.

Este incidente condujo al Gobierno de Haití a decretar el estado de emergencia en toda la región occidental del país y establecer un toque de queda a partir del domingo 3 de marzo. Ante la situación de inestabilidad que podría intensificarse y generar incidentes en la frontera común, poniendo en riesgo la soberanía del territorio dominicano, el Ministerio de Defensa de la República Dominicana declaró el estado de alerta para todas las tropas desplegadas.

El martes 5 de marzo, la Junta de Aviación Civil (JAC) emitió la Resolución núm. 46-2024, suspendiendo de inmediato las operaciones aéreas de pasajeros y carga desde y hacia la República de Haití. Como consecuencia, las aerolíneas que realizan vuelos diarios entre ambas naciones, Sunrise Airways y Air Century, cancelaron todas sus operaciones.

En los meses recientes, las Fuerzas Armadas de la República Dominicana han permanecido en estado de alerta debido al incremento de incidentes en su frontera con Haití. Estos eventos han sido caracterizados por el Alto Mando dominicano como provocaciones y amenazas para la seguridad de su territorio. Sin embargo, la situación se intensificó con la fuga masiva de cientos de reclusos de la prisión principal de Haití, la cual ocurrió después de que un grupo armado irrumpiera en la penitenciaría la noche del sábado 2 de marzo.

Compartí tu opinión
Rocco di Riscio
Rocco di Riscio
Artículos: 56

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *