El Desafío de los Misiles Hipersónicos: Una Carrera Global por la Dominación Tecnológica

Los misiles hipersónicos son determinantes en el equilibrio estratégico-militar global, y Estados Unidos no los tiene.

La competencia en el desarrollo y fabricación de misiles hipersónicos ha adquirido un papel central en la agenda de muchas de las potencias mundiales. Estas armas, capaces de desplazarse a velocidades muy superiores a la del sonido, representan un desafío para los sistemas de defensa existentes podrían alterar el equilibrio estratégico global. En este artículo analizaremos la situación actual de esta pugna, enfocándonos en la posición de Estados Unidos y la posible pérdida de su ventaja en este ámbito.

Características principales de los misiles hipersónicos

Un misil hipersónico es un tipo de arma que viaja a velocidades superiores a Mach 5, es decir, cinco veces la velocidad del sonido. Pueden clasificarse en dos tipos: misiles de planeo y misiles de crucero, y resultan muy difíciles de detectar por varias razones, entre las cuales se incluyen:

  • Velocidad: Los misiles hipersónicos vuelan a velocidades extremadamente altas, lo que los hace difíciles de detectar para los sistemas de defensa antimisiles. Cuando un sistema de vigilancia detecta un misil hipersónico, éste ya se encuentra tan cerca de su objetivo que, en muchos casos, es demasiado tarde para interceptarlo.
  • Altitud: Los misiles hipersónicos vuelan a alturas más bajas que los misiles balísticos y pueden variar su nivel aún más durante el vuelo, lo que los hace muy difíciles de localizar para los sistemas de defensa antimisiles basados en radar.
  • Maniobrabilidad: Los misiles hipersónicos pueden cambiar rápidamente y de manera efectiva su rumbo, velocidad y altitud durante su recorrido, lo que los hace difíciles de interceptar por los sistemas actuales.
  • Trayectoria: A diferencia de los misiles balísticos, los misiles hipersónicos no siguen itinerarios balísticos predecibles. En lugar de seguir una trayectoria parabólica, los misiles hipersónicos adoptan un vuelo no lineal, lo que los hace más complicados de predecir, seguir y destruir.
https://ichef.bbci.co.uk/news/640/cpsprodpb/9F63/production/_128930804_gettyimages-479212422.jpg

Países que los desarrollan

Varias naciones han perfeccionado diferentes misiles hipersónicos. Los países que mayores esfuerzos en investigación y desarrollo de misiles hipersónicos están realizando, son los siguientes:

Rusia: Este país ha sido uno de los líderes y pioneros en la fabricación de misiles hipersónicos. Los modelos que en estado operativo en sus fuerzas armadas son el Kinzhal y el Zircon. El Kinzhal es un misil hipersónico de planeo que puede ser lanzado desde aviones y alcanzar velocidades de hasta Mach 10. El Zircon puede ser lanzado desde buques y submarinos y alcanzar velocidades de hasta Mach 9.

China: Esta potencia también ha logrado avances significativos en el desarrollo de estos misiles. Sus principales productos son el DF-17 y el DF-ZF. El DF-17 es un misil hipersónico de planeo que puede ser lanzado desde aviones o vehículos terrestres y alcanzar velocidades de hasta Mach 10. El DF-ZF puede ser lanzado desde buques y submarinos y alcanzar velocidades de hasta Mach 6.

Estados Unidos: Esta nación ha estado invirtiendo desde hace bastante tiempo atrás en tecnologías hipersónicas, principalmente por medio de las empresas Raytheon Technologies y Northrop Grumman, pero éstas aún enfrentan desafíos tecnológicos significativos que deben resolver. El país posee en estado operativo una limitada cantidad del misil denominado Long-Range Hypersonic Weapon (LRWH), que tiene una velocidad máxima de vuelo de Mach 5 (6.174 kilómetros por hora), un alcance de más de 2.775 kilómetros. También se está desarrollando el Hypersonic Air-breathing Weapon Concept (HAWC), que aún se encuentra en fase de pruebas operacionales.

India: Este país está fabricando en colaboración con Rusia el misil BrahMos-II, de alcance medio, que posee una velocidad de Mach 7 y ya se encuentra en estado operativo dentro de sus fuerzas militares.

Francia: Ha desarrollado el V-MAX, un misil hipersónico que ha sido probado con éxito. Aunque aún no está operativo, es capaz de alcanzar velocidades superiores a Mach 5.

Japón: Es otra nación que está realizando importantes esfuerzos en misiles hipersónicos. Ya ha realizado pruebas exitosas de algunos sistemas y particularmente, está preocupada en el perfeccionamiento del misil denominado Hyper Velocity Gliding Projectile (HVGP), que está previsto para entrar en fase operacional a partir del año 2030.

Estados Unidos y la pérdida de ventaja en este rubro

Si bien en estos últimos años, Rusia y China han logrado avances significativos en el desarrollo y despliegue de misiles hipersónicos, Estados Unidos no se ha quedado completamente rezagado en esta carrera, aunque tampoco posee un pleno dominio de esta tecnología ni un gran número de unidades operativas.

Esto se debe, según expertos en este tema, a que los decisores estadounidenses en temas militares consideran que se pueden utilizar otros sistemas, como los misiles de crucero tradicionales y los drones armados con misiles, para cumplir misiones y alcanzar objetivos similares con una mejor relación costo-beneficio.

Un misil hipersónico es un arma muy costosa, con un precio que oscila entre 4 y 10 millones de dólares por misil según el tipo, mientras que un misil de crucero tradicional tiene un precio de mercado un poco inferior al millón de dólares.

Conclusión

El desarrollo y fabricación de misiles hipersónicos ha adquirido un papel central en la agenda de muchas de las principales potencias mundiales. Mientras Rusia y China han logrado avances significativos en este ámbito, Estados Unidos ha quedado superado en este campo, generando diversas especulaciones sobre una posible pérdida de ventaja en el dominio y uso de estas armas. Finalmente, observamos que la carrera por el dominio de la tecnología de misiles hipersónicos se ha convertido en un elemento crucial en la dinámica geopolítica mundial.

Aunque Rusia y China han demostrado un progreso más notable en este campo, Estados Unidos y otras potencias se esfuerzan por mantener su posición en un mundo cada vez más complejo y competitivo. La importancia estratégica de los misiles hipersónicos radica en su capacidad para alterar el equilibrio de poder global y desafiar los sistemas de defensa convencionales.

A pesar de los debates en curso sobre su costo y utilidad en comparación con otras opciones, es evidente que estas armas desempeñarán un papel significativo en la seguridad y la política internacional en las décadas venideras, en un mundo cada vez más marcado por los conflictos.

Compartí tu opinión
Guillermo Castellanos
Guillermo Castellanos

Doctorando en Estudios Internacionales por la Universidad Nacional de Córdoba, Magíster en Estrategia y Geopolítica, Licenciado en Estrategia y Organización por la Universidad de la Defensa Nacional. Además es Técnico Superior en Estadística; Analista en Programación Administrativa por el Instituto Superior Juan XXIII; Técnico Universitario en Higiene y Seguridad por la Facultad de Ingeniería del Ejército y es Militar Retirado -Coronel- del Ejército Argentino- Fuerza en donde realizó diferentes cursos de formación (en el país y en el exterior), entre los cuales se destaca el de Oficial de Estado Mayor; habiendo participado además en distintas Operaciones Militares de Paz de la ONU en Chipre y en Haití (en dos oportunidades) y con la OTAN (Kosovo). Actualmente se desempeña como profesor en la Universidad Siglo 21 y en el Centro de Estudios Internacionales “Córdoba Global”.

Artículos: 23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *