Egipto se alinea con Somalia en contra de Etiopía

Luego de que Etiopía alcanzara un acuerdo portuario con la autoproclamada Somalilandia, Egipto ha respaldado a Somalia, marcando un nuevo hito de tensión en su relación con Etiopía, con quien mantiene disputas con respecto al río Nilo.

El presidente de Egipto, Abdel Fattah el-Sisi, ha asegurado este fin de semana que El Cairo apoya firmemente a Somalia, a la vez que ha criticado el acuerdo de Etiopía con Somalilandia. En una conferencia de prensa conjunta con el presidente somalí, Hassan Sheik Mohamud, en El Cairo, Al-Sisi dijo que «Egipto apoya a Somalia y respeta su soberanía e integridad territorial«, agregando que el acuerdo entre Somalilandia y Etiopía es inaceptable tanto para Somalia como para Egipto.

«Con respecto al acuerdo entre Somalilandia y Etiopía, discutimos este tema y tenemos una posición clara que fue anunciada por el Ministerio de Relaciones Exteriores egipcio, rechazando este acuerdo «, dijo Al-Sisi, señalando que este asunto fue uno de los temas de mayor importancia en la reunión bilateral con el presidente somalí.

«Somalia es un país árabe y tiene derecho a defenderse conjuntamente contra cualquier amenaza, de acuerdo con la Carta de la Liga Árabe«, resaltó también Al-Sisi, subrayando que «Egipto no permitirá que nadie amenace a Somalia o su seguridad y cooperará con sus hermanos, especialmente si piden nuestra intervención«.

Recordemos que, a principios de enero del 2024, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, y el presidente de la autoproclamada Somalilandia, Muse Bihi Abdi, firmaron un acuerdo cuyo objetivo principal es permitir que Etiopía establezca operaciones marítimas comerciales, dándole acceso a una base militar arrendada en el Mar Rojo, según informó Redwan Hussien, asesor de seguridad de Abiy.

No obstante, el acuerdo también incluiría el reconocimiento de Somalilandia como nación independiente a su debido tiempo por parte de Etiopía, lo que ha despertado críticas en Somalia y Egipto. A su vez, Somalilandia también recibiría una parte de la aerolínea estatal Ethiopian Airlines, según Redwan.

Somalilandia, una región ubicada en el Golfo de Adén, se separó de Somalia en 1991 cuando el país se vio inmerso en una guerra civil. No obstante, habiendo sido un antiguo protectorado británico de 4,5 millones de personas, Somalilandia no sido reconocido como país independiente por la comunidad internacional.

Por su parte, luego de reunirse con Al-Sisi, el presidente somalí, Hassan Sheik Mohamud, expresó su aprecio por Egipto como aliado histórico y socio estratégico. Asimismo, vaticinó sobre una relación más cooperativa con El Cairo en el futuro, basada en el respeto y el beneficio mutuos. Ello, con el objetivo de mejorar la seguridad, la estabilidad y los lazos económicos y políticos entre ambos países.

Luego, refiriéndose al panorama internacional general, el líder somalí resaltó el caos y la tensión existente en el orden mundial. Por ello, enfatizó en la necesidad de que Etiopía cumpla con el derecho internacional y respete la soberanía de las tierras somalíes.

Luego, destacó que el mar Rojo es parte del comercio mundial, especialmente para los países vecinos que bordean al mismo, diciendo que «tenemos un gran potencial y oportunidades y no permitiremos que ningún país se apodere de nuestras tierras, incluida Etiopía o cualquier otro país«.

Además de reunirse con el presidente el-Sisi, el presidente de Somalia se reunió con el jefe de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, y con el gran imán de la mezquita de Al-Azhar, el jeque Ahmed al-Tayeb.

El domingo, Etiopía rechazó las críticas de Egipto sobre el acuerdo, alegando que el mismo se trata de un acuerdo meramente comercial destinado a asegurar el acceso al mar, y que no es un intento de anexar tierras ajenas. «No es una anexión o asunción de soberanía sobre el territorio de ningún estado«, posteó Redwan Hussien en su cuenta de X.

Las relaciones entre Egipto y Etiopía han sido tensas durante años debido a una importante presa que Etiopía ha construido en el río Nilo. Durante más de una década, Egipto y Sudán han estado tratando de llegar a un acuerdo relacionado a la de la represa del “Renacimiento Etíope, de 4.000 millones de dólares.

La última ronda de conversaciones, que tuvo lugar el mes pasado, terminó sin un acuerdo, razón por la cual El Cairo y Addis Abeba se culparon mutuamente por el fracaso. Los puntos clave a negociar parecen estar relacionadas a cuánta agua liberará Etiopía río abajo si se produce una sequía de varios años, y a cómo los países resolverán cualquier disputa futura.

Compartí tu opinión
Santiago Vera García
Santiago Vera García
Artículos: 101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *