Crisis diplomática entre Colombia y Argentina: ¿Fue Petro guerrillero?

En su juventud, el presidente colombiano se unió al grupo guerrillero M-19, el cual más tarde evolucionó hacia un movimiento político antes de desaparecer en la década del 2000.

Las relaciones entre Argentina y Colombia se deterioraron notablemente en los últimos días después de que el presidente Javier Milei, durante una entrevista con CNN, calificara a su homólogo andino, Gustavo Petro, de «asesino, terrorista y comunista». En consecuencia, Petro ordenó la expulsión de los diplomáticos argentinos de Bogotá.

Durante una conversación con Andrés Oppenheimer, el Presidente dirigió sus críticas inicialmente hacia su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien previamente lo había etiquetado como «facho ultraconservador». «Que un individuo ignorante como López Obrador hable mal de mí, me enaltece», declaró Milei como respuesta.

Posteriormente, se refirió a Petro. «No se pueden tener grandes expectativas sobre alguien que tiene un historial como asesino terrorista», comentó en relación al pasado guerrillero del presidente colombiano.

Durante su juventud, Petro creció en el municipio costeño de Ciénaga de Oro, pero luego se trasladó junto a su familia a una ciudad al norte de Bogotá, en el departamento de Zipaquirá. Fue allí donde pasó su adolescencia y desarrolló un interés por los movimientos de izquierda, influenciado por los cambios revolucionarios que estaban teniendo lugar en América Latina en ese momento. Durante este período, se dedicó a la lectura de obras de Marx, Lenin, Mao y Gabriel García Márquez, quien había asistido al mismo colegio, La Salle de Zipaquirá, al que Petro también había asistido.

A la edad de 24 años, mientras estudiaba Economía en la Universidad Externado de Colombia, Petro se unió al Movimiento 19 de abril o M-19, una guerrilla nacionalista. Adoptó el nombre de Aureliano como guerrillero, en homenaje al personaje de Cien Años de Soledad, lo cual refleja su admiración por el escritor colombiano.

El grupo armado al que se unió Petro fue fuertemente influenciado por la revolución cubana. El Movimiento 19 de abril o M-19 estuvo activo en el conflicto armado interno de Colombia desde enero de 1974 hasta su desmovilización en marzo de 1990. Se especializó en tácticas de guerrilla urbana y en lo que se conoció como «golpes de opinión».

El M-19 llevó a cabo diversas acciones armadas destacadas, entre las que se incluyen el robo de la espada de Bolívar en 1974, la toma de la Embajada de la República Dominicana en 1980, el hundimiento del barco El Karina, el secuestro del avión de Aeropesca en 1981, la Batalla de Yarumales en 1984 y la toma del Palacio de Justicia en 1985, que resultó en casi un centenar de muertos. Durante este último evento, Petro estaba encarcelado por posesión de armas, lo que le valió 18 meses de prisión, durante los cuales afirma haber sido sometido a tortura por parte de militares.

Además, el grupo llevó a cabo numerosos secuestros de políticos, diplomáticos, empresarios y periodistas.

Tras su desmovilización, el M-19 se transformó en un movimiento político de izquierda democrática conocido como Alianza Democrática M-19. Sin embargo, oficialmente desapareció en la década de 2000 cuando su base social se disolvió, algunos de sus miembros se unieron a otros movimientos políticos, y otros fundaron nuevas agrupaciones políticas, como Colombia Humana, liderada por Petro.

A pesar de que su pasado como exmilitante de la guerrilla no le impidió alcanzar la presidencia, lo persiguió a lo largo de su carrera política. Hace unos meses, el entonces fiscal general de Colombia criticó a Petro por hablar «casi con admiración» de esa época.

En un enfrentamiento entre ambos, a pocas semanas de que el fiscal dejara su cargo, Francisco Barbosa reclamó: «Si el presidente Gustavo Petro quiere hablar sinceramente, debería empezar por contar todas sus actividades delictivas en el M-19, quiénes fueron sus víctimas, si participó en actos de secuestro, cuál fue su rol».

Barbosa también afirmó: «Es una historia que no estoy exagerando más allá de lo que ya se conoce… como él mismo ha admitido, formó parte de una estructura delincuencial en Colombia y finalmente obtuvo una amnistía sin cumplir con los requisitos establecidos por las leyes de amnistía en otros lugares del continente».

Compartí tu opinión
Rocco di Riscio
Rocco di Riscio
Artículos: 63

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *