Bangladesh pagará a Rusia un préstamo millonario por la construcción de la primer central nuclear del país en yuanes chinos

El proyecto de construcción de una planta nuclear en Rooppur, valuado en más de 12.000 millones de dólares, será financiado en un 90% gracias a un préstamo del gobierno de Rusia a Bangladesh.

Bangladesh aprobó un pago en yuanes chinos por el equivalente a 318 millones de dólares a Rosatom, la compañía de energía atómica estatal rusa, en el marco del proyecto de construcción de dos nuevas centrales nucleares. Esto representa un claro movimiento que supone evitar el dólar estadounidense y usar la moneda china para realizar pagos internacionales.

Bangladesh está construyendo la primera de dos plantas de energía nuclear en colaboración con Rosatom, en un proyecto de 12.650 millones, el 90% del cual se financia a través de un préstamo ruso reembolsable dentro de 28 años, con un período de gracia de 10 años.

Este nuevo proyecto emplea a 12.500 personas, incluidos 2.500 técnicos de Rosatom. Además, el convenio entre ambos países prevé que Rusia proporcione el combustible nuclear y, posteriormente, se haga cargo de los residuos generados.

La decisión de usar el yuan se tomó en una reunión en la división de relaciones económicas del Ministerio de Finanzas de Bangladesh. No obstante, Uttam Kumar Karmaker, alto funcionario de la División de Relaciones Económicas de Bangladesh, dijo que aunque se tomó la decisión, la transacción aún no se ha completado porque los detalles del pago aún deben resolverse.

«Rusia quería que hiciéramos el pago en rublos, pero eso no es posible para nosotros. Así que hemos acordado pagar en yuanes chinos» (Uttam Kumar Karmaker, alto funcionario de la División de Relaciones Económicas de Bangladesh)

La decisión pone fin a un período de estancamiento de pagos entre Bangladesh y Rusia que ha durado más de un año dado que el país del surasiático no había podido pagar a Rusia por la planta de energía con dólares después de que los bancos rusos y bielorrusos fueran expulsados del sistema de pago internacional SWIFT el año pasado debido a las sanciones por la invasión de Ucrania.

Finalmente, la transacción se completará en el período establecido por el acuerdo utilizando yuanes a través del Sistema de Pago Interbancario Transfronterizo (CIPS), desarrollado por los chinos en 2015 para combatir el dominio del dólar en el comercio internacional. Sin dudas, estamos presenciado un aumento del poderío económico chino en un mundo que ya ha dejado de ser unipolar y en el que el peso de Estados Unidos en algunos escenarios ha disminuido.

Cao Yuanzheng, economista jefe del Banco Internacional de China, dijo al Global Times que se trata de una señal importante de progreso el hecho de que la moneda china desempeñe un papel más importante en los pagos internacionales para un gran proyecto de infraestructura sin la participación de China.

«La elección hecha conjuntamente por Bangladesh y Rusia indicó que el yuan se está utilizando más ampliamente en el mercado internacional, y es un acuerdo razonable para la moneda no convertible» (Cao Yuanzheng, economista jefe del Banco Internacional de China).

La mayor parte del comercio transfronterizo se realiza en dólares y fluye a través del sistema bancario de Estados Unidos, lo que le da a Estados Unidos la capacidad de imponer sanciones y congelar activos, como lo ha hecho con Rusia, Irán y Afganistán. No obstante, los críticos de las sanciones acusan al gobierno de Estados Unidos de utilizar el dólar como un «arma» para promover sus intereses a nivel global.

El acuerdo de Bangladesh se produce después de que varios otros países señalaron que optarían por pagos en yuanes para eludir la necesidad de usar dólares. Sin salir de la región latinoamericana, en marzo, Brasil dijo que abandonaría el dólar para comerciar con China, un desarrollo que fue catalogado como el primer paso hacia la «desdolarización» gradual del mundo.

El presidente chino, Xi Jinping, también está presionando a los países del Golfo Pérsico, incluida Arabia Saudita, para que acepten yuanes para el petróleo, teniendo en cuenta que Arabia Saudita es el mayor exportador de petróleo a nivel global y China es el mayor importador de petróleo de las monarquías del Golfo. Aún así, solo una pequeña fracción del comercio de este producto se factura en yuanes.

«El yuan es una de nuestras monedas oficiales (…).  También tenemos algo de eso en nuestras reservas de divisas. Es una opción» (Mezbaul Haque, portavoz del banco central de Bangladesh).

Ahsan Mansur, director ejecutivo del Instituto de Investigación de Políticas en Bangladesh, dijo que la planta nuclear no podía retrasarse más de lo que ya se había retrasado dadas las sanciones contra Rusia. Bangladesh tenía que ser «pragmático» y continuar con el proyecto, incluso si eso significaba eludir el dólar.

«Los intereses de los países del Tercer Mundo como Bangladesh no son los mismos que los de China y Estados Unidos (…). Tenemos que mantener relaciones con ambos» (Ahsan Mansur, director ejecutivo del Instituto de Investigación de Políticas en Bangladesh).

Compartí tu opinión
Santiago Vera García
Santiago Vera García
Artículos: 101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *