Alemania insta a los países del Indo-Pacífico a condenar el accionar ruso en Ucrania

Durante la cumbre de seguridad más importante de Asia, el Diálogo de Shangri-La, el ministro de Defensa alemán dio fuertes declaraciones y se reunió con el ministro de defensa de China.

Durante el Diálogo de Shangri-La, el cual tuvo lugar entre el 2 y el 4 de junio en Singapur, en la que se reúnen los ministros defensa del Asia-Pacífico, el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, pidió a los países asiáticos que definan claramente su postura en relación a los ataques a la seguridad internacional, fundamentalmente con respecto a la guerra en Ucrania

«Si Rusia gana, el mensaje a las potencias revisionistas de todo el mundo será que la agresión y el uso no provocado de la fuerza militar son aceptables y pueden tener éxito«, dijo el alemán a un auditorio en el cual estaban presentes representantes oficiales de más de 40 países. «También aquí en el Indo-Pacífico«, agregó. 

Europa llevó una comitiva de alto perfil con el objetivo de conseguir un mayor apoyo de los países asiáticos para Ucrania. En este sentido, además del ministro alemán, asistieron los ministros de defensa de Reino Unido, Países Bajos, Ucrania y Suecia. También fueron la primer ministra de Estonia, Kaja Kallas, y el jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell. Un gran ausente fue el ministro francés, Sebastién Lecornu, quien se bajó a último momento. 

Si bien muchas naciones asiáticas se unieron inicialmente para condenar la invasión de Rusia en las Naciones Unidas, países como India y Vietnam continúan recibiendo suministros militares y energéticos rusos. Hasta ahora, Singapur es uno de los pocos países asiáticos que se han unido a Occidente para sancionar económicamente a Rusia.

En la conferencia organizada por el Instituto Internacional para Estudios Estratégicos (IIEE), Pistorius agradeció a los países asiáticos que se apresuraron a condenar la invasión por aclararle a Moscú que “la comunidad global no acepta esta guerra ilegal”.

Asimismo, dio a entender que Alemania se encuentra abierto a cooperar militarmente de forma más estrecha con los países de la región. «Nos comprometemos a asumir una mayor responsabilidad por nuestra propia seguridad y la seguridad de nuestros aliados y socios. Esto incluye repensar nuestra política de exportación de armas, en particular cuando se trata de apoyar a las naciones amigas con su interés legítimo de autodefensa«, resaltó. 

Además, anunció que, en 2024, Alemania enviará buques de guerra a patrullar los mares de la región y especificó que una fragata y un barco de suministros formaran parte de la misión. Alemania, que ya había realizado misiones en el mar del Sur de China en 2021, aclaró que estos buques no van dirigidos contra nadie, sino que buscan defender «el orden internacional basado en reglas (…) sin importar dónde sea cuestionado«; y agregó que esto incluye «la libertad de navegación y el respeto de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar«. Cabe aclarar que el 40% del comercio exterior europeo pasa por el Mar del Sur de China. 

En sus discursos, el ministro alemán también abogó por el desarrollo y la implementación de “medidas de construcción de confianza bilaterales o multilaterales”, a la vez que hizo la notificación previa correspondiente de los ejercicios militares y extendió la invitación para participar en ellos.

En el marco de su reivindicación de las instituciones multilaterales, elogió a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) por su capacidad para unir países con un alto grado de diversidad en términos de historia, etnia, religión y gobierno, y recordó los esfuerzos de Alemania para establecer una asociación entre la alianza asiática y la Unión Europea durante su presidencia del Consejo de la Unión en 2020.

Por otro lado, el ministro de defensa alemán se reunió con su homólogo chino, Li Shagfu, luego de que Beijing declinara la invitación del secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin. Este roce diplomático se enmarca en las recientes tensiones generadas luego de que el sábado un buque de guerra chino realizara peligrosas maniobras cerca de barcos estadounidenses y canadienses que realizaban ejercicios en aguas internacionales del estrecho de Taiwán. Este constituye el segundo incidente en menos de diez días. 

«De nada nos sirve aislar a China«, remarcó Pistorius sobre el principal socio comercial de Alemania. Además, explicó, en consonancia con la política europea en torno a china, que Alemania debe adoptar una estrategia de disminución de la dependencia del mercado chino, especialmente en sectores estratégicos

Por otro lado, en una inesperada y polémica acusación, el ministro alemán pidió que China deje de contratar expilotos militares alemanes para entrenar sus fuerzas. El ministro chino no negó que China efectivamente estuviese haciéndolo, pero le restó importancia. El diario alemán Der Spiegel publicó el viernes una nota denunciando que esto viene ocurriendo hace años, razón por la cual es altamente probable que los pilotos compartan conocimiento militar experto de las fuerzas alemanas y de la OTAN

Luego de la cumbre, Pistorius también se reunió con su par de Corea del Sur, con quien discutió distintas estrategias de fortalecimiento de la cooperación en la industria de armas y seguridad. Tras su paso por Singapur, el ministro viajará a Indonesia e India como parte de una gira más extensa por Asia.

Compartí tu opinión
Augusto Loza
Augusto Loza

Estudiante avanzado de relaciones internacionales y ciencia política en la Universidad Austral. Redactor sobre contenido de Europa y Occidente.

Artículos: 68

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *